Especiales

Rosquillas de «queso» frito

Por 19 diciembre, 2019Sin comentarios
rosquillas de queso

Un entrante delicioso!

¿Podemos hacer un queso sin lácteos? SI !! en este caso, una crema de queso con base de patata y zanahoria, que puedes usar en muchos platos. Muchas veces los no veganos se «ofenden» por que usemos términos, como en este caso el de queso, cuando no se usa leche. Pero…si tiene pinta de queso y sabe a queso ¿qué otro nombre le damos?

Si estás buscando entrantes o aperitivos originales para tus fiestas con familia o amigos, esta receta te va a encantar. Puedes tenerlos preparados en el congelador, listos para freír.

El sabor es intenso, la textura cremosa…si te gusta el «queso», esta es tu receta.

Ingredientes

  • 200 gr patata cocida
  • 150 gr zanahoria cocida
  • 30 gr aceite de coco
  • 30 gr aceite de oliva
  • 40 gr levadura nutricional
  • 1 cdita sal
  • 1 cdita ajo en polvo
  • 2 cdas zumo de limón

Para el rebozaddo

  • 2 cdas harina de garbanzo
  • 6 o 7 cdas agua
  • 1/2 cdita mostaza
  • pan rallado

Elaboración

  1. Empieza por hervir las patatas y las zanahorias durante unos 15 o 20 minutos. Si las partes en trozos pequeños se hará más pronto.
  2. Pon en la batidora todos los ingredientes del queso (patata, zanahoria, aceites, levadura nutricional, sal, ajo, cebolla y zumo de limón. Prueba y rectifica de especias si quieres un sabor más intenso. En este punto, tienes una crema de queso deliciosa que puedes usar para comer con nachos, para untar palitos de verduras, acompañando una veggieburger o incluso en un plato de macarrones (Mac&cheese), pero no nos quedamos aquí.
  3. Rellena un molde de rosquillas con esta crema de queso y lleva al congelador, al menos un par de horas.
  4. Prepara en un bol el sustituto del huevo, con la harina de garbanzo, el agua y la mostaza. Bates bien hasta tener una textura parecida a la del huevo batido. En otro cuenco pones el pan rallado.
  5. Pon a calentar una sartén con aceite de oliva, mejor si es pequeñita para no usar mucho aceite, porque las rosquillas tienen que estar bien sumergidas.
  6. Saca las rosquillas del congelador, desmolda y ve pasando una a una por el cuenco del falso huevo y después por pan rallado.
  7. Fríe hasta dorar.
Cocinar es de Guapas - Logo 300

Escrito por: Beba
Cocinar es de Guapas – Diciembre 2019

Deja una respuesta